"Pienso, luego Actúo" de Yoigo pone en valor a los "actúers"

'Pienso, luego Actúo' de Yoigo pone en valor a los 'actúers'
Martes, 02 de marzo 2021

La plataforma social "Pienso, luego Actúo", creada por Innuba y Spark Foundry para Yoigo, evoluciona con un nuevo rediseño estratégico que empodera al usuario conectándolo de forma tangible con las iniciativas de emprendedores sociales que un día decidieron cambiar el mundo.

La coyuntura sanitaria, social y económica que vivimos desde hace un año ha provocado que el sentimiento de comunidad y colaboración esté más presente que nunca en nuestro día a día. De ahí el término, acuñado por Yoigo, "actúer", es decir, aquél que piensa y actúa en favor de los demás.

Para despertar y potenciar ese gen “actúer” que todos llevamos dentro, "Pienso, luego Actúo" ha llevado a cabo un rediseño estratégico de su plataforma social para empoderar al usuario y convertirle en protagonista del cambio y del impacto positivo. Y es que, a partir de ahora, el proyecto creado para Yoigo por la consultora de innovación social Innuba y la agencia de medios Spark Foundry, le permitirá adoptar un papel totalmente activo y conectará, de forma más real y más tangible que nunca, a los usuarios con las iniciativas de emprendedores sociales que un día decidieron cambiar el mundo. 

Más allá de crear contenido multimedia y multiformato a modo de altavoz de estas iniciativas sociales, "Pienso, luego Actúo" se presenta ahora como una herramienta facilitadora de ese “Actúa”, a través de la cual el usuario podrá acceder a múltiples posibilidades: realizar donaciones, inscribirse a un voluntariado, comprar productos, hacerse socio/a o colaborar en la difusión del proyecto a través de sus propias redes sociales. Todo ello a golpe de clic desde la propia plataforma. 

Para conectar a los “actuers” con las causas que realmente les importan, los proyectos se encuentran categorizados por temáticas, de forma que las búsquedas se adapten en todo momento a las preferencias del usuario. En este sentido, ‘Pienso, luego Actúo’ se convierte, así, en la primera plataforma social que, no solamente aglutina y da visibilidad a cientos de iniciativas de emprendedores sociales, sino que da al usuario un rol protagonista a la hora de transformar nuestra realidad.  

“Desde la puesta en marcha del proyecto hace dos años, ‘Pienso, luego Actúo’ ha sabido crear contenido relevante, conectar de verdad con los que les preocupa a las personas y dar visibilidad a proyectos con impacto social. Ahora hemos dado un paso más para seguir construyendo una iniciativa social real que pone a las personas en el centro y que nos empodera a todos y todas para construir un mundo mejor”, comenta Ana Torres, Directora de publicidad, medios y marca de Grupo MásMovil.

Por su parte, José Carnero, Cofundador y Chief Creative Officer de Innuba, señala que “no hace falta convertirse en emprendedor social o fundar una ONG para ser ‘actúer’. Ese es uno de los mensajes esenciales que queremos trasmitir con la nueva herramienta de “Pienso, luego Actúo”, en la que los impulsores de los proyectos sociales comparten protagonismo con el usuario. Éste puede colaborar, inspirarse e, incluso, proponer o compartir sus propias ideas para pasar a la acción. Todos podemos contribuir a cambiar la realidad”. 

Para Marina Huergo, Directora de la cuenta en Spark Foundry, “la clave de la nueva web ‘Pienso, luego Actúo’, en el que se entremezcla el contenido de las historias con la búsqueda de iniciativas sociales, es que cualquier persona sea consciente de que puede ser protagonista del cambio y de que este cambio está en los pequeños detalles, en los pequeños pasos que damos en nuestro día a día”. 

Nuevas historias para pasar a la acción  

La nueva etapa de ‘Pienso, luego Actúo’ viene de la mano de nuevas historias de cientos de personas anónimas que se han alzado contra el status quo y han puesto en marcha iniciativas de emprendimiento social para innovar y cambiar el mundo. Personas empeñadas en arreglar fisuras o paliar desigualdades que un día decidieron encauzar su tiempo y sus esfuerzos para generar un impacto social positivo y que, a través de la nueva plataforma, encontrarán el apoyo directo de los ‘actúers’.  Es el caso de Víctor, criminólogo, que pensó que las pajitas contaminaban demasiado y tuvo la idea de hacerlas comestibles. O el de Lorena y Roser, dos modistas que se hartaron del fast fashion y se tiraron a la carretera con una caravana para ir arreglando prendas por los pueblos. O el de David y Víctor, estudiantes de Informática que decidieron elaborar un mapa con todos los puntos donde se pueden encontrar cajas de comida para quien las necesite. 

 


Grupo Control